Ecuador: municipios exoneran pagos pro pandemia

Aunque las decisiones de los municipios de #SanJuanBosco y #Sucúa ya se conocieron semanas atrás, la resolución de los cabildos destaca en medios de comunicación nacional, pues son pocas instituciones en el país que exoneraron pagos para reactivar su economía local.

Municipios de Guayas, Azuay, Morona Santiago, Sucumbíos y Tungurahua aprobaron la exoneración del pago de servicios públicos, frecuencias de transporte y otros rubros para reducir el impacto de la crisis del covid-19.

Se trata de una decena de cantones; de esos, cuatro son azuayos y tienen una baja población: Chordeleg, San Fernando, Pucará y Nabón suman 45 000 habitantes en conjunto. Pero el beneficio alcanza a 30 000, porque hay poblaciones rurales que carecen de servicios básicos.

Para las condonaciones, los alcaldes realizaron análisis técnicos, jurídicos y económicos de la situación financiera de sus municipios y las decisiones fueron aprobadas por los concejos cantonales. La exoneración total que otorgan los cuatro gobiernos locales asciende a USD 122 000. El Municipio de Chordeleg no cobrará el consumo de agua potable, la recolección de basura ni el arriendo a los 32 vendedores del mercado municipal, entre abril y junio. Este cantón es artesanal, el 85% de su población vive de la joyería, alfarería, sombreros, calzado y turismo.

El alcalde, Deifilio Arévalo, dijo que la pandemia afectó a la economía de todos porque nadie laboró en los tres primeros meses de la cuarentena. Juan Carlos Orellana es miembro del colectivo que realizó el pedido de exoneración. “Presentamos la propuesta porque hay familias que viven del día a día y no pueden pagar las deudas”. De acuerdo con el análisis económico, este Municipio dejará de recibir menos del 1% de los ingresos anuales. Para financiar ese rubro reducirá el presupuesto de fiestas. Esa misma decisión tomaron los municipios de Nabón, San Fernando y Pucará. “Somos solidarios con los más necesitados”, dijo el alcalde de Nabón, Patricio Maldonado. María Morocho es una de las beneficiarias. Cada mes pagaba USD 5 por el agua potable. Su esposo es albañil y hace una semana se reintegró a trabajar. “No tenemos dinero y sobrevivimos de lo que producimos en la huerta”.

En la Amazonía, los cantones de Sucúa y San Juan Bosco (Morona Santiago) y Sucumbíos, que lleva el mismo nombre de la provincia, también aplicaron medidas de ayuda. En los primeros se exoneró el pago de arriendos de los bienes municipales, frecuencias de buses urbanos, recolección de basura, agua potable y alcantarillado. Esos pagos están suspendidos desde marzo y hasta tres meses después que termine la emergencia.

En el cantón Sucumbíos, la exoneración es para el consumo de agua potable y arriendo de bienes municipales, entre marzo y mayo. En Guayas, el Municipio de Guayaquil asumirá el costo de las planillas de agua potable de 211 000 hogares, con consumos de hasta 15 metros cúbicos durante marzo y abril. El subsidio se aplicará con el apoyo de la concesionaria Interagua y su ente regulador, Emapag. El valor incluye la tasa de alcantarillado, contribución especial de mejoras y tasa de recolección de basura. La medida, según el Cabildo, busca beneficiar a familias de escasos recursos que resultaron afectadas por la pandemia del covid-19. Además, se sumó a 18 000 pequeños locales comerciales, con consumos dentro del mismo rango, para impulsar su reactivación.

En el caso de Ambato, el Municipio exoneró el pago de multas en patentes y de los cánones de arrendamiento de los mercados y plazas. El objetivo es reactivar la economía de los comerciantes, que utilizan los locales y puestos de la Red de Plazas y Mercados.​Los locales de abarrotes, tiendas y otros negocios que no cancelaron las patentes no serán multados, mientras dure el estado de excepción.

Además, se exonerará el pago de la Licencia Única Anual de Funcionamiento a prestadores de servicios turísticos. Este último beneficio está en trámite. En total, el Cabildo dejará de percibir cerca de USD 3 millones en este año. Según el alcalde, Javier Altamirano, se prioriza el presupuesto para atender la emergencia y la reactivación económica. Por eso, no se ejecutarán obras, como el parqueadero municipal en el City Bank. Fuente: El Comercio / Diario La Hora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *