Ecuador: Se pide prisión para Rafael Correa, Jorge Glas, Vinicio Alvarado, Walter Solís y Yamil Massuh

(El universo)

“Líder” de una “bien estructurada organización delictiva” dedicada a recibir dineros a cambio de la adjudicación de contratos con el Estado. Así calificó ayer la fiscal general, Diana Salazar, al expresidente Rafael Correa, poco antes de solicitar su vinculación al caso Sobornos 2012-2016, pedir su prisión preventiva, definirlo como autor principal de los delitos investigados y solicitar que se oficie a Interpol para que lo capturen.

Quince minutos le tomó a Salazar nombrar los once elementos de convicción para formularle cargo al exmandatario, de quien dijo es visto como prófugo por una orden de prisión vigente en el juicio por el plagio del activista Fernando Balda y no ha demostrado en el caso Sobornos la predisposición de retornar al país para colaborar con la justicia.

Correa en su cuenta de Twitter confirmó que recibió el dinero, pero aclaró: “Tenía un recurrente sobregiro y pedí prestado $ 6.000 del fondo solidario que teníamos en Presidencia (nuestros aportes) y lo pagué hasta el último centavo (tengo los cheques de $ 500 mensuales). ¡No sean ridículos!”.

Hace una semana, Correa hizo referencia a un “fondo de solidaridad” de la Presidencia al que aportaba $ 380 mensuales y en el que existía el código SP (Señor Presidente).

La jueza Daniella Camacho tardó 30 minutos en instalar la audiencia. Primero tuvo que negar tres pedidos de las defensas de los acusados, entre ellos, el hecho por Harrison Salcedo, por parte del exvicepresidente Glas, para que se inicie en la tarde la diligencia, o el de Vanessa Zavala, abogada de Alvarado, para que la jueza se excuse de la causa.

Junto a Correa, la fiscal también pidió prisión preventiva para los exministros del correato Vinicio Alvarado y Walter Solís; el exministro y exvicepresiente Glas, además de Yamil Massuh, asesor político de Duarte. Todos fueron vinculados en calidad de autores.

Para los cinco solicitaba esta medida cautelar Salazar, pues explicaba que era “imperante” que comparezcan al proceso y además para asegurar una posible reparación integral.

La “necesidad” de la prisión preventiva pedida por Fiscalía se basaba en que Alvarado estaba en Venezuela, Solís era un prófugo de la justicia en un caso por peculado y Massuh intentó salir por la frontera con Perú una vez que fue llamado a dar versión y adujo que no venía a Quito porque no tenía recursos para viajar desde Guayaquil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *