Legisladores amazónicos se acusan

Incidente entre Eliseo Azuero y Carlos Viteri desemboca en acusación de discriminación en la Asamblea-

(El Comercio) El asambleísta del correísmo Carlos Viteri Gualinga pidió este jueves 11 de julio del 2019 en la Asamblea Nacional que el coordinador del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), Eliseo Azuero, sea suspendido del cargo por supuestas “expresiones discriminatorias y racistas”. El martes 9 de julio del 2019 se produjo un incidente en la sesión 606 del Pleno, durante el segundo debate de la Ley para la derogatoria del Impuesto Verde, que enfrentó al correísmo con otras bancadas del Parlamento. Viteri acusó a Azuero de supuestamente haber firmado “acuerdos extrajudiciales” con la petrolera Texaco cuando era prefecto de Sucumbíos, provincia amazónica de Ecuador. Azuero, al responder, lo tachó de “seudoamazónico”. Este jueves 11, Viteri Gualinga, acompañado por legisladores correístas, fustigó que Azuero le dijera que “esas plumas le quedan sobrando”, en alusión al tocado (prenda o adorno que cubre la cabeza) con el que él acude al hemiciclo legislativo. Por ello, el legislador de la bancada de la revolución ciudadana presentó una queja al Consejo de Administración Legislativa (CAL), al considerar que hubo racismo.

El asambleísta del correísmo Carlos Viteri Gualinga pidió este jueves 11 de julio del 2019 en la Asamblea Nacional que el coordinador del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), Eliseo Azuero, sea suspendido del cargo por supuestas “expresiones discriminatorias y racistas”. El martes 9 de julio del 2019 se produjo un incidente en la sesión 606 del Pleno, durante el segundo debate de la Ley para la derogatoria del Impuesto Verde, que enfrentó al correísmo con otras bancadas del Parlamento. Viteri acusó a Azuero de supuestamente haber firmado “acuerdos extrajudiciales” con la petrolera Texaco cuando era prefecto de Sucumbíos, provincia amazónica de Ecuador. Azuero, al responder, lo tachó de “seudoamazónico”. Este jueves 11, Viteri Gualinga, acompañado por legisladores correístas, fustigó que Azuero le dijera que “esas plumas le quedan sobrando”, en alusión al tocado (prenda o adorno que cubre la cabeza) con el que él acude al hemiciclo legislativo. Por ello, el legislador de la bancada de la revolución ciudadana presentó una queja al Consejo de Administración Legislativa (CAL), al considerar que hubo racismo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *