Biodiversidad

9 septiembre 2018

Tráfico de jaguares, los peligros que acechan a este felino

La caza furtiva para abastecer el mercado ilegal de fauna salvaje está mermando las poblaciones de jaguares a un ritmo insostenible

Tráficodejaguares1. Mercados clandestinos

Mercados clandestinos

Siendo un cachorro, este macho de jaguar fue introducido a escondidas en el sur de Colombia en un autobús. Cuando fue interceptado por las autoridades, era carne del mercado clandestino de mascotas. Su madre había sido abatida por un ranchero después de que esta atacara una de sus vacas, y dado que no aparendió de ella cómo sobrevivir en el medio natural, nunca podrá ser reintroducido en la naturaleza. hoy vive en Cabildo Verde, una reserva natural del municipio colombiano de Sabana de Torres.

traficodejaguares4. A la caza de caimanes

A la caza de caimanes

Un jaguar persigue a un caimán en el Pantanal. Dada la variedad de su dieta y su agilidad en el agua, cuando los felinos merodean por la orilla de un río parece que «echen un vistazo a la mesa de un bufé», dice el biólogo Luke Dollar, Explorador Emergente de National Geographic. Incluso bucean para capturar peces grandes.

traficojaguares7. Tráfico de dientes de jaguar

Tráfico de dientes de jaguar

En China, los dientes de jaguar son probablemente un sucedáneo de los dientes de tigre, que se conviertenn en collares y son usados como estatus de riqueza o como un amuleto que protege del mal.

Foto: Christian Rodríguez

traficojaguares11. Cazando en la oscuridad

Cazando en la oscuridad

Una madre y su cachorro merodean por el río Cuiabá después del anochecer; la penumbra garantiza una buena caza. Los mayas creían que por la noche los espíritus de los jaguares luchaban contra las fuerzas del inframundo para que saliese el sol y continuase la vida. Ahora los conservacionistas combaten la deforestación y la caza furtiva en su empeño por perpetuar el universo del jaguar.

26-jaguar-trafficking-madidi-park.adapt.1190.1. Paisaje amenazado

Paisaje amenazado

Una capa de nubes oscurece el río Beni, en la Amazonia. El proyecto de construcción de una presa ideada para suministrar energía eléctrica a la región podría inundar la cuenca fluvial hasta formar un enorme lago.

Más en https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/trafico-jaguares-peligros-que-acechan-a-este-felino_12163/11

 


7 Septiembre 2018

/El comercio/ La Unesco declaró al Chocó Andino como Reserva de Biósfera 

En el 2017, el Ministerio del Ambiente presentó a la Unesco el expediente para solicitar la declaratoria de esta zona.

El Chocó Andino de Pichincha fue declarad oel 25 de julio del 2018 como nueva Reserva de Biósfera de la Unesco. La designación se realizó en Indonesia durante la 30 Reunión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa del Hombre y la Biósfera. A finales del año anterior, por pedido de las comunidades de la zona, el Ministerio del Ambiente presentó a la Unesco el expediente para solicitar la declaratoria de esta zona.

Los documentos fueron analizados en febrero de este año por el Comité Consultivo Internacional para las Reservas de Biósfera y se recomendó al país hacer algunas aclaraciones. En esta ocasión, una delegación ecuatoriana conformada por representantes del Ministerio del Ambiente, de la Prefectura de Pichincha y de la Mancomunidad del Chocó Andino viajó el pasado domingo a Indonesia con la esperanza de estar presentes durante la declaratoria. La nueva Reserva de Biósfera del Chocó Andino de Pichincha está ubicada a 45 minutos de Quito y es una fuente de agua potable, producción agroecológica y de generación eléctrica. Según la Unesco, esta reserva cubre un rango altitudinal que va desde los 360 hasta los 4 480 metros de altura. La región es considerada un ‘hotspot’ de biodiversidad, ya que alberga 270 especies de mamíferos, incluyendo al oso de anteojos y especies endémicas como el tucán del Chocó. Aproximadamente 880 000 personas viven en esta reserva. Tras la declaratoria, esta zona es la séptima reserva de biósfera en el país, junto con el Parque Nacional Galápagos, Yasuní, Sumaco, Podocarpus- El Cóndor, Macizo del Cajas y Bosque Seco. En esta ocasión, la Unesco también nombró como Reserva de Biósfera a: Wadi Wurayah, en los Emiratos Arabes Unidos; Gombe Masito Ugalla, en Tanzania; y Ponga, en España.

 


23 agosto 2018

GOBIERNO PROVINCIAL IMPULSA PROYECTO DE ZOOLOGICO PARA AVES

A 2 Km del CITET; Centro Integral de Tratamiento de Equito terapia, en al parroquia Fatima en un area de 

lunes 21 mayo 2018

Comprueban que aún hay pumas, jaguares y tigrillos en selva esmeraldeña

 21 May 2018

 195 veces
Foto tomada por una cámara trampa del Ministerio del Ambiente en la Reserva Ecológica de El Pambilar.

Foto tomada por una cámara trampa del Ministerio del Ambiente en la Reserva Ecológica de El Pambilar.www.esmeraldasnews.com

 

ESMERALDAS

Los rumores que circulan entre los campesinos de la zona montañosa de Esmeraldas, especialmente en los cantones Quinindé, Eloy Alfaro y San Lorenzo, sobre la presencia de pumas, panteras y tigrillos en la zona montañosa resultó ser cierta.

Guardaparques del RVS El “Pambilar”, identificaron a través de trampas cámaras que fueron colocadas hace 1 mes atrás, la presencia de un Puma (Puma concolor), especie Vulnerable (VU) y un Jaguar (Panthera onca), felino en Peligro Crítico según la Lista Roja de Ecuador y considerado uno de los más grandes de América.

El Ministerio del Ambiente de Esmeraldas, preocupado por mantener actualizado el monitoreo de las especies salvajes y de los animales en peligro de extinción que habitan en las reservas, instala cámaras trampas, que se activan con el movimiento y con el calor corporal de los animales, lo cuales les permite a los guardaparques saber la variedad y estimar la cantidad de animales que hay en las reservas.

El director Provincial del Ministerio del Ambiente en Esmeraldas, Pablo de la Torre, hizo un llamado para que, en caso de encontrarse con alguna de estas especies no se les dispare y todo lo contrario tratar de alejarlos ya que se trata de animales únicos en su especie.

Aunque, es muy poco probable, casi imposible, que usted se encuentre frente a frente con un puma, o jaguar o un tigrillo, ya que estos animales habitan únicamente en las reservas ecológicas que están protegidas por el Ministerio del Ambiente.

“El peligro real es el hombre, ya que si se fomenta la invasión de las reservas se produce la deforestación y estos animales se ven obligados a emigrar a otros territorios en búsqueda de alimentos, por eso la importancia de los controles que mantienen los guardaparques del Ministerio del Ambiente para evitar invasiones”, dijo Pablo de la Torre.

La autoridad recordó que el tráfico ilegal de fauna silvestre es un delito tipificado en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 247, el cual contempla una pena privativa de libertad de entre uno y tres años para las personas que cacen, pesquen, capturen, recolecten, extraigan, comercialicen especímenes o partes de la flora y fauna silvestre, especialmente si se encuentra en peligro de extinción.


Domingo, 3 septiembre 2017

Las mas hermosas y variadas orquídeas, flora nativa de la Amazonia Ecuatoriana, se expusieron   en la #FEPTURY2017 #Yantzaza, Zamora Chinchipe /Fotos cortesía GADp Zamora/ 

Domingo 27 agosto 2017

Rescatan a un oso perezoso en Pastaza

Personal de la Secretaría de Agua encontró este perezoso en la vía de ingreso al cantón Pastaza.
Luego de encontrarlo lo dejó a buen recaudo con las autoridades correspondientes.

lunes 24 julio 2017

Parque Nacional Yasuni cumple 38 años

El Parque nacional Yasuní es un parque nacional ecuatoriano que se extiende sobre un área de 9820 kilómetros cuadrados en las provincias de Pastaza, y Orellana entre el río Napo y el río Curaray en plena cuenca amazónica a unos 250 kilómetros al sureste de Quito. El parque, fundamentalmente selvático, fue designado por la Unesco en 1989 como una reserva de la biosfera y es parte del territorio donde se encuentra ubicada la nación huaorani. Dos facciones wao, los tagaeri y taromenane, son grupos en aislamiento voluntario.

El Parque nacional Yasuní se encuentra ubicado en la región amazónica ecuatoriana (PNY), se sitúa en áreas de las subcuencas de los ríos TiputiniYasuníNashiñoCononaco y Curaray, tributarios del río Napo, quien a la vez desemboca en el Amazonas. El Parque tiene forma de herradura y comprende desde la zona sur del río Napo y norte del río Curaray, extendiéndose por la cuenca media del río Tivacuno.​ Según un reciente estudio​ el Parque nacional Yasuní y la zona ampliada subyacente se consideran la zona más biodiversa del planeta por su riqueza en anfibios, aves, mamíferos y plantas. Este parque cuenta con más especies de animales por hectárea que toda Europa junta

 

sábado 1 de julio 2017 

Guardaparques de realizan limpieza del área donde se construirá el puesto de control del parque Nacional Llanganates, par asegurar su conservación.

CREACION: Resolución N° 00002 de enero 18 de 1996 – Registro Oficial N° 907, Marzo 19 de 1996
EXTENSION 219 707 ha.
UBICACION: Se localiza en la zona central del territorio ecuatoriano, en las provincias de Cotopaxi, Tungurahua, Napo y Pastaza.
RANGO ALTITUDINAL: Va desde los 1 200 msnm hasta los 4 638 msnm
TOPOGRAFIA: Su topografía sumamente irregular, con pendientes fuertes casi verticales, donde afloran inmensas paredes rocosas, son elementos propios de los altos Llanganates sus lagunas, los bosques de estribaciones y los ríos que nacen y avanzan hacia el oriente para formar el Pastaza y el Napo, tributarios del Amazonas (Cañar et al. 1998).
PRECIPITACIÓN: La precipitación anual fluctúa entre 1 000–4 000 mm
CLIMA: El rango de temperatura varía entre 3–24 °C
HIDROGRAFIA: Son elementos propios de los altos Llanganates sus lagunas, los bosques de estribaciones y los ríos que nacen y avanzan hacia el oriente para formar el Pastaza y el Napo, tributarios del Amazonas (Cañar et al. 1998).
TIPOS DE VEGETACION: Páramo herbáceo, páramo de frailejones, páramo de almohadillas, herbazal lacustre montano alto, bosque siempreverde montano alto, bosque de neblina montano, bosque siempreverde montano bajo y páramo pantanoso.
FLORA Evaluaciones ecológicas preliminares de flora determinaron la presencia de más de 800 especies de plantas vasculares, incluyendo algunas raras y endémicas de la región que no se habían registrado antes.
El Parque tiene algunas áreas con vegetación natural y otras con vegetación disturbada. En el bosque de Machay (una zona de influencia del Parque) existe quizás la única población natural de un árbol endémico para la zona de Tungurahua y los Llanganates Zapoteca aculeata (Fabaceae); (Vargas et al. 2000). Las revisiones taxonómicas de la familia Orchidaceae han arrojado dos nuevas especies de los géneros Epidendrum y Erythrodes.
FAUNA El componente de fauna del Parque Nacional Llanganates está conformado por: 231 especies de aves, 46 de mamíferos y 23 de anfibios y reptiles.
TURISMO Los Llanganates o Llanganati que significa “cerro hermoso”, como los conocían los antiguos habitantes de la Sierra, fueron usados como sitios sagrados por los indígenas de la comarca de Rumiñahui, los habitantes de Píllaro, y tras la ocupación Inca se convirtieron en un centro ceremonial muy importante o “huaca” (Uzcátegui 1992 cit. por Vásquez y Larrea 2000). Los Incas usaron los Llanganates como área minera, se internaron para extraer oro de las montañas y crearon una infraestructura vial cuyos rastros se pueden ver aún en nuestros días (Anhalzer 1998 cit. por Vásquez y Larrea 2000).
La evidencia arqueológica hallada en la zona sugiere que antiguamente el parque fue habitado por los mismos grupos humanos que poblaron la mayor parte de la serranía en época del Reino de Quito. Los cacicazgos de Tacunga, Mulliambato y Píllaro ejercieron a su tiempo influencia sobre estos grupos, que se caracterizaron por su activo comercio a nivel regional.
COMO LLEGAMOS: La red vial principal que rodea a la zona es la carretera Panamericana, que comunica Latacunga con Ambato, Baños y Puyo.
El Parque Nacional Llanganates se encuentra localizado a 60 km al nororiente de la ciudad de Ambato, por la vía que conduce al cantón Píllaro y la parroquia de San José de Poaló. El ingreso dista aproximadamente 30 km, desde la ciudad de Salcedo.

 

 

 

 

 

 

 

 

27 junio 2017

Hoy, el Ecuador conoció una de las noticias más importantes para el mundo científico: la rana Jambato Negro de páramo, redescubierta en abril de 2016, luego de 28 años de creerse extinta, se reprodujo.

En un recorrido al centro Jambatu, presidido por el Ministro de Ambiente, Tarsicio Granizo, todos los presentes pudieron conocer el aporte que esta cartera de Estado ha realizado en el equipamiento con tecnología de última generación a laboratorios y ranarios del lugar. Además, se cuenta con un Banco de Vida, en el que hasta el momento se alberga pieles, moléculas, germoplasma y otros elementos bióticos del 36%, aproximadamente, de las 186 especies de anfibios en amenaza de extinción en el país.

Luego de la recuperación de 43 individuos del Jambato Negro de Páramo en el 2016, una pareja de la especie reprodujo 500 huevos que se encuentran en crecimiento en el Centro Jambatu.

El Ministro Granizo hizo el anuncio oficial relacionado a la reproducción ex situ de dos especies amenazadas, la Jambato negro de páramo (en el Centro Jambato) y la Arlequín triste (en el Bioparque Amaru). “Es necesario destacar que este tipo de eventos va más allá de la conservación. Proteger a los anfibios e investigar sus recursos genéticos, significa generar potenciales fármacos para contrarrestar enfermedades y otros aplicativos biomédicos”, afirmó. Además, destacó que este tipo de actividades aportan en la generación de bioeconomía, como un práctica que aporta en el desarrollo de las sociedades y su productividad.

Por su parte, Arnaud Peral Representante Residente de Naciones Unidas en Ecuador subrayó la importancia de un proyecto como este, pionero en la región, que aporta en la construcción de un legado científico de más de 20 años de investigación en anfibios, liderado por el científico ecuatoriano Luis Coloma, director del Centro Jambatu. “Es un hito para el mundo de la ciencia, cuando los jambatos desaparecieron en 1988, fue una tragedia, luego de que fueran abundantes en ciudades como Quito, en Parques Nacionales como el Cotopaxi. Reencontrar esta especie fue un milagro y ahora para nosotros es un reto su repoblación”, expresó.

El Proyecto Conservación de Anfibios del Ecuador y Uso Sostenible de sus Recursos Genéticos, es una iniciativa del Ministerio del Ambiente de Ecuador que cuenta con la asistencia técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y es financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial –GEF. Los socios técnicos y científicos son el Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios, la Universidad Regional Ikiam y el Bioparque Amaru.

Dirección de Comunicación
Ministerio del Ambiente