BOLETÍN DOMINICAL (4 pelagatos).

DOMINGO 23 FEBRERO 2020

Nebot anunciará su decisión en marzo
Jaime Nebot tiene problemas con el tiempo: tiene que decir en su partido si corre o no por la Presidencia en las próximas elecciones. Porque si no corre, quien lo reemplace tiene que tener tiempo para armar la campaña y recorrer el país. Está decidido: lo dirá en marzo: lo dijo en la presentación de su libro en Quito, el jueves pasado en el Hotel Colón. En su partido, Nebot lo dirá este mes. Y si bien hay muchos que le piden lanzarse, el líder socialcristiano tiene una enorme resistencia en su propia casa: su esposa no es favorable. Lo hizo saber, sin quererlo, cuando Cynthia Viteri evocó, en un discurso, refiriéndose a Nebot, las tareas que lo esperaban. “Estás loca”, se le vio decir a la señora de Nebot, sentada a su lado. “Ustedes quieren tener una fecha –dijo Nebot el jueves pasado en Quito-, pues bien será en marzo”. El ex alcalde afirmó que él jamás ha rehuido a nada. No obstante, ha esperado estudios para medir realmente sus posibilidades. Las que recibió la semana pasada, al parecer no empatan con las expectativas que tienen aquellos que creen que esta es su mejor oportunidad. 
Pablo Romero, una amenaza para el correísmo (I)
Los voceros más incondicionales del correísmo han estado muy activo los últimos días por la llegada de Pablo Romero. El ex secretario de Inteligencia de Correa, llegó este 21 de febrero de España, extraditado porque sobre él pesan causas penales; entre ellas, su participación en el secuestro de Fernando Balda. El correísmo está tan inquieto que calificó de persecución política su detención y Correa salió a defenderlo. Su preocupación se explica: Romero está involucrado en una inmensa cantidad de casos de supuesto peculado. Si cae él, podría arrastrar a cuadros del correísmo y al propio Correa. Un ejemplo: los gastos de la Comisión que supuestamente investigó el 30S y que integraron Diego Guzmán, Carlos Baca y Óscar Bonilla. 

4P tuvo acceso a los informes de responsabilidad penal que la Contraloría elaboró, en tiempos de Carlos Pólit, sobre los gastos reservados de la Senain, que dirigía Romero. Hay perlas. Ejemplo: la misión secreta a EEUU para lograr la extradición de los hermanos Isaías y recuperar el dinero robado al país. Se estableció que se pagaron 400 mil dólares a la empresa International Remediation Services para hacer los trabajos. El informe dice que no existió la empresa ni la misión. Todo fue un invento de la Senain para robarse 400 mil dólares. Otro caso: los contratos millonarios para encuestas de opinión electoral hechos con familiares de altos funcionarios del correato. En su informe la Contraloría sugiere que la Senain servía como caja chica para los más variopintos gastos del gobierno de Correa. Se entiende que el regreso de Romero haya despertado tanta inquietud en los sectores de correísmo, como se observa en redes sociales.
Pablo Romero, una amenaza para el correísmo (II)

La demora para la extradición de Pablo Romero desde España aparentemente tiene una explicación: Podemos. El partido de izquierda que ahora es parte del gobierno español trabajó durante dos años para evitar que Romero sea entregado a la justicia ecuatoriana. Según el diario español OK Diario, fue el propio Rafael Correa quien hace dos años se reunió con el líder de ese partido, Pablo Iglesias para conseguir su ayuda a favor de Romero. Ese acuerdo, sin embargo, no pudo ser cumplido pues el Consejo de Ministros de España decidió que el pedido de asilo político de Romero no procedía pues los delitos por los que es buscado no tienen nada de políticos. El diario, cuyo reportero asegura tener informes de Inteligencia que hablan de la reunión entre Correa e Iglesias hace dos años en un departamento en Madrid, escribe: «La obsesión de Correa era que Romero no volviera a pisar suelo ecuatoriano porque su testimonio ante la Justicia de su país podía implicarlo en causas penales por un asunto de secuestro y casos de malversación de dinero. Por su parte, Iglesias se esforzaba por apartar el fantasma de la financiación a Podemos por parte del Gobierno de Correa. Según fuentes ecuatorianas, la formación podemita pudo beneficiarse de una buena tajada de varios millones de euros del conocido como proyecto Prometeo». 
Felipe Espinosa, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Ecuatoriana-Americana.
Foto: 4P  Nos toca negociar dentro del marco fijado por EEUU 
 ¿Cuál es la evaluación que ustedes hacen de la oportunidad comercial que se abre al Ecuador tras el encuentro entre los presidentes Moreno y Trump? 
La misma noche en que se encontraron los dos presidentes, hubo una reunión en la cámara de Comercio de los EEUU. Fue una reunión que organizamos nosotros y nuestra contraparte de los EEUU, que es la Cámara de Comercio más grande del mundo. Hubo la posibilidad de que el presidente Moreno esté ahí con los 49 empresarios que lo acompañaron y también compañías americanas que están en el Ecuador, que han estado muchos años y quieren seguir invirtiendo. También estuvieron empresas que quisieran venir al Ecuador. Fue una reunión muy importante. Estuvo el sector privado de los EEUU y el del Ecuador, el presidente y sus ministros, las autoridades de la Cámara… El presidente Moreno y el presidente de la Cámara de Comercio de los EEUU tuvieron un tête à tête de más o menos media hora. EEUU es un país que vive de un sector privado que dice al sector público qué es lo que quiere que haga. Ese acercamiento es y va a seguir siendo trascendental y, en el país, no hemos sido muy buenos cuidándolo. Gran parte del éxito de la misión fue, precisamente, el acercamiento.

A partir de ese encuentro, ¿cuáles son las tareas para el sector privado, la ciudadanía y el gobierno frente a ese posible acuerdo comercial?
Primero e importantísimo: necesitamos revisar el marco de referencia que nos dio EEUU. El presidente Trump fue clarísimo al decir al presidente Moreno que el modelo es el acuerdo que su país tiene con Canadá y México. Si ya tenemos ese marco, no hay nada más fácil que revisarlo para saber dónde estamos parados y qué tenemos que hacer. Segundo: tenemos que prepararnos, tanto personas como instituciones, para ver qué y cómo vamos a hacer. La ventana de oportunidades se va a abrir y no será por un largo plazo.

¿Cuál crees que es tiempo necesario para concretar la oferta?
Es algo aventurado, pero me atrevo a decir que debemos pensar en seis meses. Desde el punto de vista de los estadounidenses la propuesta es bien estructurada: ellos dicen este es el marco de referencia y vamos a negociar dentro de él. Si empezamos a enseñarles otras posibilidades ajenas a ese marco, ellos nos van a decir que no hay cómo conversar más. Este es en el frente externo. Ahora, también tenemos que aprender de los que ya están listos, que son México y Canadá. Hay algunas tareas que no nos toca, como la de los costos laborales entre México y EEUU. Pero hay otros que sí: entre los principales, seguridad, comercio electrónico, protección de datos y propiedad intelectual. Y tenemos que armar nuestra canasta de bienes, de los que son sensibles y los que no lo son. Y ver qué vamos a hacer, qué se puede conseguir y qué no se va a poder conseguir, qué se va a poder pedir y qué no se va a poder pedir.
 Pero también hay tareas en el marco interno. ¿Cuál crees que son las primordiales?
Primero hay que lograr una buena comprensión en la ciudadanía de que esto es ventajoso para el Ecuador. Hay que dar una gran explicación al país, organizar mesas de discusión en las cuales haya cómo decir estoy de acuerdo en tal cosa o no lo estoy, qué pasa conmigo y qué no pasa conmigo. No con la visión de que no lo voy a firmar sino con la de, si esto me conviene, ¿qué podemos hacer y qué tenemos que cambiar? Luego de 14 años que fracasó la negociación del TLC es muy probable que los problemas sigan siendo muy parecidos y eso no es justo para el país. Hay que cambiar las cosas pero para eso hay que estar dispuestos a cambiarlas.

Aquí vuelve a ser capital el liderazgo del presidente de la República.
Definitivamente el liderazgo es algo importante. Me refiero al liderazgo del Presidente y sus ministros pero también del liderazgo de la ciudadanía. Alguien tiene que apersonarse de este proceso y me refiero a líderes sindicales, gremiales, del sector oficial, de los sectores más vulnerables y también de los sectores indígenas.

¿Tendría que haber un equipo del sector privado y del sector oficial reconocido por la sociedad como los líderes del proceso?
Así debería ser. Debería ser un equipo no muy grande, representativo, con capacidad de tomar decisiones pero también de comunicarlas bien. Me imagino algo similar a lo que sucedió en el Consejo de Participación Ciudadana Transitorio que hizo cosas porque era un grupo de siete personas y no de cuarenta. La gente debería estar dispuesta a creer en esas personas y darles un voto de confianza. También hay que decir que esto es un problema de actitud: si nos seguimos sintiendo pequeños y débiles no vamos a llegar a ningún lado.
 Pero no habrá acuerdo si la sociedad no ve que en esto hay cosas positivas. ¿Qué cosas piensas que el país debe aquilatar sobre el acuerdo?
Uno: crece el empleo y el país, en estos momentos, necesita más que nada empleo. Eso solo se va a lograr con inversión que haga el sector privado. Si vemos a Colombia y Perú es innegable la cantidad de empleo que se ha creado en esos dos países luego del acuerdo comercial con EEUU. Eso debería entenderse acá. La segunda es la posibilidad de llevar al país a un salto tecnológico. Está lo educativo: la gente puede decir lo que quiera sobre las universidades de EE.UU, como por ejemplo que son caras, pero los EEUU sigue siendo el mayor destino para educación del mundo. Esto abriría nuevas oportunidades en educación incluyendo que la población aprenda más inglés.

¿En verdad crees que aumentará el empleo? Porque en los primeros años para México, luego del primer acuerdo, cayó el empleo.
Aunque a muchos no les guste, habrá que hacer un proceso de flexibilización laboral y eso ayudará a la generación de empleo. Pero si el país crece comercialmente habrá más inversión, más trabajo y más oportunidades para crecer.
José Hernández

¿El gobierno arranca otra vez con el pie izquierdo?¿El gobierno ya definió una estrategia interna para procesar la cita cumbre entre Donald Trump y Lenín Moreno? La entrevista hoy en El Comercio, del ministro de Comercio Exterior, Iván Ontaneda, produce la sensación no solo de que esa reunión no ha tenido lugar sino que el gobierno arrancó con el pie izquierdo. La apertura lograda en Washington es demasiado importante -vistas las condiciones del país- para no merecer, esta vez sí, una estrategia razonada, concertada y anunciada. Y eso empieza por el gobierno, puertas adentro, y por los mensajes que pone a circular en el país.
Felipe Espinosa, en la entrevista que 4P. publica en este boletín, da algunas pautas de lo que, a su parecer, tienen que hacer los sectores oficial y privado, y también los ciudadanos, para aprovechar la oportunidad comercial que se abrió en Washington. La primera, y quizá la más importante, es tener en cuenta que hay un marco fijado: los acuerdos comerciales firmados entre EEUU, Canadá y México. Ontaneda no habla de aquello que es clave en la comunicación que el gobierno, en este punto, debe establecer con el país.
Admitir que esa es la realidad de ese posible acuerdo no solo evita las especulaciones, las falsas expectativas y las reuniones populistas en las cuales se quiere dar gusto a todo el mundo: manda a todos los actores –sobre todo al gobierno- a revisar de qué se trata y hasta dónde se podrán extender las sábanas y en qué campos. Es obvio que este acuerdo no cambiará el comercio en Estados Unidos, pero puede cambiar sustancialmente el de Ecuador. Sin embargo, Trump no hará ninguna concesión que esté por fuera del discurso político que le dio votos y que lo llevó a reformar los acuerdos contraídos con Canadá y México. Eso hay que decir al país. Para negociar se requiere, entonces, no solo conocer a la perfección la forma cómo piensan y comercian los estadounidenses sino también la letra menuda del marco que Trump estableció como referencia. Esto tampoco dijo el ministro Ontaneda.
Lo que sí dejó en claro es que en abril, él tendrá preparado el equipo negociador y el líder de ese equipo. Lo cual prueba que el ministro Ontaneda se ve como el jefe natural de esta negociación. La experiencia aquí y en otros países, muestra que este tipo de negociación, en su versión interna e internacional, requieren líderes con un calado político que al ministro Ontaneda no se le conoce. Porque por más variables técnicas que encierre un acuerdo comercial, los acuerdos internos -que esta vez se complican por la campaña electoral- necesitan un liderazgo político que recae, en principio, en el presidente de la República. En todo caso, el gobierno y los sectores privados tienen escoger un jefe negociador que, además de su conocimiento de la sociedad estadounidense y dominio de los temas comerciales, sea creíble y no esté en campaña: el gobierno debe aprender de la mala experiencia con Otto Sonnenholzner.
Martín Pallares
 ¿Trump presidente por 30 años más?En los EEUU crece el número de aquellos que mencionan la posibilidad de que Donald Trump no solo gane la reelección este año sino que sea capaz de romper la Constitución, o reformarla, para quedarse por un tercer período en la Casa Blanca, algo que no ha sucedido desde la época de Franklin Delano Roosevelt. Hay analistas independientes y partidarios de Trump que ya mencionan esta posibilidad, dado el poco apego del actual presidente a la institucionalidad y al respeto a las leyes. El mismo Trump ha hecho bromas sobre el tema. Aunque, según él, sus menciones a la posibilidad de quedarse en el poder durante 29 años más es una forma de enloquecer a la prensa.
En la revista The Atlantic, una ex fiscal de Michigan escribe un artículo en el que explora esta posibilidad y, si bien sostiene que la Constitución es clara al prohibir más de dos mandatos, también asegura que dada la conducta de Trump no sería raro que trate de hacerlo valiéndose de pretextos supuestamente legales como una situación de violencia, por ejemplo. O que simplemente se resista a salir de la Casa Blanca aunque haya un sucesor legalmente elegido. En el artículo se hace un recuento histórico de casos de funcionarios que no han querido abandonar sus cargos y un estudio sicológico de Trump que muestra que esta posibilidad, que aún es lejana y muy improbable, podría ocurrir.
 La historia de una judía que perdonó a sus torturadores
 La BBC de Londres tiene una cuenta en redes sociales que se llama BBCIdeas. Ahí se divulgan noticias y reflexiones relacionadas con la ciencia y la sicología humana en forma pedagógica e innovadora. En una de sus últimas historias trae el conmovedor relato de una mujer que sobrevivió el Holocausto pero que decidió perdonar a los verdugos de toda su familia, porque se dio cuenta, a la vejez, que perdonar era una forma de ejercer un poder que únicamente ella puede tener. En la historia, Eva Kor cuenta como un día decidió viajar a Alemania para buscar a sus victimarios para conocerlos y luego perdonarlos por todas las atrocidades que hicieron con ella y los suyos. La historia está ilustrada en animación y tiene la voz de Kor quien falleció, por edad, mientras se hacía la producción del documental. Se trata de una historia que, además, de conmovedora, se antoja una poderosa reflexión sobre la condición humana. En este link se puede ver el corto publicado en la cuenta de Twitter de BBCIdea.

DOMINGO 16 FEBRERO 2020

Las claves de la cumbre con Donald Trump
En el gobierno hay la convicción de que el encuentro con Donald Trump es el resultado de políticas sostenidas desde hace años. No se hubiera podido dar con Assange en la embajada ecuatoriana en Londres. O sin el giro de la política externa que incluye el desconocimiento de la dictadura de Nicolás Maduro. Oswaldo Jarrín ha desarrollado excelentes relaciones con el Pentágono y el Comando Sur; de hecho el hermano del jefe del Comando Sur está en Ecuador. María Paula Romo ha hecho acuerdos de seguridad y las cifras que muestra en esa materia son bien valoradas en EE.UU. Un ejemplo: la incautación de precursores químicos sumó, de 2013 a 2016, 86 toneladas. En el gobierno de Moreno, en un lapso similar, suman 378 toneladas. No hubiera habido encuentro con Trump sin las visitas a Quito del Vicepresidente Mike Pence y de Mike Pompeo, secretario de Estado, resultado de la reactivación de las relaciones gestionada por José Valencia con Francisco Carrión en Washington. Y claro, el empujón definitivo, dicen en el gobierno, se debe a Ivonne Baki. Una frase podría resumir la versión oficial sobre el viaje a Washington: el encuentro con Trump es el resultado de lo que se ha hecho desde que María Fernanda Espinosa dejó la Cancillería.
La Contraloría escruta la CC de Correa
La Corte Constitucional que operó bajo control del correísmo y que estuvo presidida varios años por Patricio Pazmiño, el juez cervecero que está en la Corte Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica, tiene problemas. No solo no hizo el trabajo que le ordena la Constitución y las leyes, sino que desperdició recursos públicos en la compra de sistemas informáticos que nunca utilizó. Así lo establece un informe de Contraloría recientemente publicado. En él se dice que la Corte Constitucional ni siquiera analizó cerca del 40% de las causas de Acción de Protección. Pagó 70 mil dólares por un sistema para Casilleros Constitucionales virtuales y nunca lo utilizó. Las acciones constitucionales que se tramitaron no observaron los plazos y términos legales y nunca se respetó el orden del día para el sorteo de casos. De la lectura del informe se desprende que el trabajo de la Corte Constitucional del correísmo funcionó prácticamente sin que los jueces trabajen y cuando lo hacían era por fuera del ordenamiento legal.
Acuerdo comercial en olla de presión
El optimismo reina entre los dignatarios del morenismo sobre un futuro acuerdo comercial con Estados Unidos. Un alto funcionario que habló con 4P, dijo -desafiando todo calendario- que la firma podría darse de aquí a 6 u 8 meses, con posibles ventajas comerciales, bajo diferentes modalidades, hasta entonces. El tono optimista cambia cuando esos funcionarios se refieren a las condiciones electorales en las que tendrán que articular internamente el acuerdo con Estados Unidos. No hay mayores expectativas en cuanto al partido socialcristiano. El gobierno sigue contando, en estos temas, con los bloques con los cuales tenía un acuerdo parlamentario. Entre ellos, los votos de CREO para, por ejemplo, la reforma laboral y el Código Monetario.
Rodas vuelve… con irregularidades
El 16 de febrero del 2018 la administración municipal de Mauricio Rodas declaró en estado de emergencia al sistema de recolección de basura de Quito y decidió invertir casi siete millones de dólares en compra y alquiler de equipo para la recolección de basura. Sin embargo, el proceso estuvo plagado de irregularidades. Un informe de Contraloría, que acaba de ser publicado, dice que el cálculo hecho por el Municipio sobre la cantidad de basura que debía ser recogida estuvo tan mal hecho que se malgastó mucho dinero en la compra y alquiler de equipos. Al menos 3′ 529 720 de dólares se pagó a empresas que no estaban legalmente capacitadas para recoger la basura y sin que hubiera documentación de respaldo para saber si el trabajo fue bien hecho o no. El equipo auditor afirma que la contratación para servicios de transporte, vaciado y limpieza de contenedores se hizo sin procedimientos de contratación pública. 
LA ENTREVISTA

Marcelo Espinel, Abogado y director de proyectos de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo.

Foto: Notimundo

El CNE debe hacer algo para salvar a los que serán elegidos

El fallido juicio político a la presidente del CNE, Diana Atamaint, confirma el hecho de que las próximas elecciones serán organizadas por un organismo sin credibilidad. ¿Cómo puede en esas circunstancias llevar a cabo el proceso electoral?
A las disputas entre los consejeros de mayoría y minoría y el problema de recursos que tiene el CNE hay que agregar un tema más que no es nuevo: la desconfianza que existe hacia la institución, independientemente de quién está al frente. A la larga, se mantiene una sospecha generalizada y enraizada del ciudadano desde 2017. Estamos hablando, ojo, de una institución que no llega a tener el 30% de credibilidad en la sociedad.

En esas circunstancias, ¿qué acciones podría tomar, a estas alturas, para recuperar la confianza de los ciudadanos? ¿No habría que cambiar ese CNE?
Si los consejeros se hacen el harakiri y deciden dar paso a sus suplentes podría ser algo mucho más grave y negativo. Sus suplentes no son conocidos y no se sabe a estas alturas a qué intereses o a quiénes responden. Eso podría poner en una peor situación al proceso. Quizá es muy ilusorio lo que voy a plantear, pero no se me ocurre otra cosa: que los actuales consejeros hagan un llamado a la unidad para llevar el proceso de una manera adecuada. Las disputas entre Verdesoto y Pita con la mayoría debilitan al organismo electoral. Entonces, quizá un pronunciamiento en conjunto para sacar adelante de forma institucional al proceso podría ayudar algo.

¿No es inviable si se piensa que la mayoría es la que se salvó del juicio en la Asamblea?
No veo otra salida: el panorama es realmente complicado. La gran cantidad de problemas que hay va más allá de la confianza ciudadana. No se puede asegurar elecciones libres, transparentes y justas, que es el estándar que pide la OEA, si no se tienen los recursos económicos. A la larga estamos enfrentando, nuevamente, un arreglo y una componenda que existe entre el socialcristianismo y el correísmo que fueron, precisamente, los que habían bloqueado los votos en la Asamblea para que no haya juicio a Atamaint. Creo que tal vez, tenemos una misión importantísima los medios y la sociedad civil para vigilar el proceso porque las instituciones están tomadas por esta componenda. 

¿Es posible tener un proceso electoral creíble cuando se sabe, como dices, que el CNE está controlado por el socialcristianismo y el correísmo?
Hay dos cosas que no se hicieron. La primera: si iba a haber un nuevo sistema de integración del CNE con representantes de los partidos, se necesitaba previamente para eso tener partidos políticos fuertes. Y lo segundo: si se iba a hacer una reforma legal al sistema electoral, había que hacer una reforma profunda al sistema de partidos políticos. A la larga si se mantiene a este CNE, todo va a responder a los intereses partidistas de esos dos grupos. Desde el inicio de la transición ya se dijo que este sistema de control partidista iba a traer problemas. Lamentablemente eso se ha convertido en un telar de Penélope donde cada cuatro o cinco años estamos cambiando las reglas electorales. Desde el retorno a la democracia tenemos algo más de dos docenas de reformas electorales y eso solo nos aleja de la posibilidad de tener un estado de derecho.

¿Una renuncia de los consejeros de minoría ayudaría o no?
No creo. Cuando se eligieron a los titulares se decidió elegir suplentes sin indicar específicamente quién es el suplente de quién. Entonces, si mañana renuncian Luis Verdesoto y Enrique Pita ¿quién les va a reemplazar? ¿María Cristina Kronfle que es del socialcristianismo y así se cierra la mayoría? Debemos poner ojos a quiénes son los suplentes. Tampoco hay cómo perder de vista otro tema: Luis Verdesoto fue elegido como representante de las organizaciones de la sociedad civil y si renuncia estaríamos hablando del fin de un modelo que se buscó, en el cual las organizaciones sociales tienen un representante.

¿No se ha llegado a un punto en el cual lo más probable es que el candidato que gane las elecciones en el 2021 estará marcado por la sospecha de la actuación de ciertos consejeros del CNE?
Si los consejeros no deciden ponerse de acuerdo para llevar con cabalidad cada uno de los próximos pasos previos a las elecciones, se perderá más tiempo y más credibilidad. Si no se obtienen los recursos, si no se cambia el sistema informático, si no se hace algo serio con el exit poll o con la contabilidad de las actas, podemos estar seguros de que llegaremos al 2021 con autoridades públicas sin credibilidad. Ya no se puede recuperar la legitimidad del organismo, pero al menos hay que hacer algo para salvar a la autoridad electa. Es aterradora la idea de llegar a una segunda vuelta y que el sistema informático se caiga a media noche.

De mantenerse la situación como está, ¿qué debería hacer la mayoría para superar la sospecha instalada?
Que no se actúe con transparencia y que no se incluya la minoría en ninguna decisión, genera desconfianza. La actual mayoría deberá buscar consensos para ser más transparente e incluyente con la minoría para que el proceso electoral funcione y genere confianza. 

¿Entonces la pelota está en el campo de la mayoría?
Por supuesto, porque la mayoría tiene la obligación de recoger las denuncias de la minoría. He escuchado las quejas de Verdesoto y Pita y tienen mucho asidero

DOMINGO 12 FEBRERO 2020

El camarón: el verdadero mandado del vice en la China
Ni la pitahaya ni las uvillas, como dijo el vicepresidente Otto Sonnenholzner, son realmente los productos que más se quiere y se necesita promocionar en China. El producto ecuatoriano que con mayor urgencia necesita volver a ser exportado en la misma cantidad que antes a China es el camarón. En septiembre del 2019, la China decidió cerrar las puertas del camarón ecuatoriano alegando razones sanitarias y solo un mes más tarde autorizó la entrada del crustáceo producido solo por cuatro de las cinco empresas más grandes del país, pero con la condición de que esté cocinado lo cual le quita competitividad. El tema es que hasta septiembre las exportaciones de camarones al mercado chino habían crecido de forma extraordinaria llegando a representar algo más de mil millones al año. Sin embargo, la decisión del gobierno chino perjudicó inmensamente al sector camaronero del que Santiago Salem Kronfle, suegro de Otto Sonnenholzner, es uno de los más grandes si no el más grande empresario del país. En otras palabras, si Sonnenholzner llega a ir a China, a pesar de la epidemia del coronavirus, para promocionar productos ecuatorianos, sin duda tendrá que abogar por los intereses de su suegro.
Daniel Mendoza es un sabido…
Daniel Mendoza quizá llegue lejos en política: su capacidad para mentir es infinita. Al menos así lo juzgan ex aliados suyos en Alianza País a los que dijo que su suplente, Pinuccia Colamarco, lo traicionó. Les juró que, de haber estado él presente, el juicio de Diana Atamaint hubiera ido al pleno, como estaba previsto. El oficialismo le pidió renunciar al cargo de coordinador del bloque que le permitió tener dos asesores y un asistente. Los ex compañeros de Mendoza sospechan que el asambleísta canjeó ese voto por la aprobación de su último movimiento político, Mejor, que él lanzó con gran pompa y altos costos, en Portoviejo, el 1 de febrero. Lo hizo horas después de que su suplente salvara a Atamaint de ir ante el pleno de la Asamblea. Los ex compañeros de Mendoza no creen que esas coincidencias sean obra del azar.
Los problemas de Coca Codo siguen ahí
Desde que a mediados del 2019 se publicó el informe de Contraloría sobre las fallas de construcción, diseño y mala calidad de los materiales en la presa hidroeléctrica Coca Codo poco o nada se ha dicho sobre el tema. Sin embargo, los problemas subsisten y no son poca cosa. Según técnicos que trabajan en el sector eléctrico público y que conversaron con 4P, las fallas en esa presa son una bomba de tiempo. El desgaste de los rodetes por efecto del paso de sedimentos es preocupante y lo mismo pasa con los inyectores de los generadores. Los sellos de las válvulas esféricas por donde pasa el agua se desgastan a una velocidad alarmante por la mala calidad de los materiales con los que se construyeron las instalaciones. Además, el trabajo de la firma alemana que fue contratada para remediar las fisuras no sirvió mayormente pues eran demasiados grandes. Dentro de la Celec se habla con insistencia de que el Gobierno estaría buscando encontrar una solución concesionando la obra a la constructora Sinohydro para que se haga cargo del problema pues, al parecer el cobro por la mala calidad de obra se dificulta por la presión del gobierno chino.
Caso Balda: es o no la voz de José Serrano
El caso por el secuestro al político Fernando Balda vuelve a complicar al asambleísta José Serrano. La Fiscalía insiste en hacer un peritaje de un audio donde aparentemente el agente José Chicaiza, el principal operador del secuestro en Bogotá ahora preso por el caso, conversa con Serrano, entonces Ministro de Gobierno, y le suplica que le ayude a financiar la defensa de su caso. De ser cierto el audio, se comprobaría que Serrano conocía los planes para el secuestro de Balda y estuvo involucrado en la estrategia del Gobierno para ocultar la operación en Bogotá. También aumentaría las evidencias de que el ex presidente Correa estuvo al mando del operativo, dado el contenido de la supuesta conversación que habría grabado Chicaiza. La semana pasada la Fiscalía hizo un pedido a la Asamblea para que envíe un video en el que aparezca Serrano hablando, para así hacer un cotejamiento con la voz del audio. Serrano se ha negado a colaborar con la Fiscalía y ha impedido que se verifique pericialmente si su voz es la misma que la del audio. Según la defensa de Balda, si se llega a probar que es la misma voz de Serrano la que está en el audio se hará una audiencia de formulación de cargos no sin antes pedir a la Asamblea que se levante su inmunidad parlamentaria. La audiencia debería, en ese caso, hacerla la Corte Nacional por el fuero del que goza el asambleísta.
Héctor Yépez se hizo tirar de las orejas
¿Guillermo Lasso recriminó profusa y duramente a Héctor Yépez? Sí, se dice en CREO. Lo hizo sobre el proyecto de ley que ha valido a Yépez volverse, desde el 23 de enero, el hazmerreír en redes sociales. Ese día, el asambleísta de CREO anunció que presentaría un proyecto de ley en la cual propondría que madres y padres pueden salir dos horas antes el día del cumpleaños de sus hijos, para estar con ellos. Y también dos horas antes el día del aniversario matrimonial, “para poder dedicar más tiempo a la pareja”. Lasso, dijo una fuente de CREO, no fue informado con antelación de esta propuesta y la consideró una payasada. Ha pedido a Yépez retirar ese proyecto y volverlo a presentar únicamente con la parte en que se quiere reformar la ley para que pueda haber adopción desde el vientre. Facilitar la posibilidad de que una mujer embarazada pueda dar en adopción a su hija u hijo antes de nacer. Con un plazo para que reevalúe la decisión tras el nacimiento.
Rodrigo Tenorio , Doctor en psicología clínica


Foto: Plan V
  “El vicepresidente debe decir: soy un estúpido”
El vicepresidente Otto Sonnenholzner anunció que cumplirá en marzo con un viaje a China, agendado hace semanas. Él dijo estar dispuesto a contagiarse de coronavirus con tal de promocionar los productos de exportación en una feria internacional en ese país. ¿Cómo analiza este anuncio?
Cuando escuché eso se me cruzaron todos los cables. ¡No puede hacer eso! No es él el que se enferma y que se enferme él nos importa un pepino. No se trata de una persona sino de lo que esa persona representa para el país. Al cuidarse él, cuida al país y el discurso de un Vicepresidente tiene que ser todo lo contrario. Tenemos que ser solidarios con lo que está pasando en China, con los enfermos, con las familias, pero desde la posición de la salud. Él no va como enfermero ni como doctor. Si un grupo de médicos ecuatorianos dijera ‘nosotros queremos ir a apoyar en esas condiciones’, habría que prepararlos muchísimo para que vayan. Esto es otra cosa.

¿Esta declaración puede entenderse como un chantaje emocional destinado a buscar votos, porque está en campaña y quiere presentarse como mártir?
Esto no es de mártir sino de héroe.

¿Pero un chantaje emocional?
Claro, por supuesto: para que mañana en la campaña diga ‘yo fui a China en plena crisis de salud en ese país, yo soy valiente, yo soy solidario’. Soy estúpido debe decir. Esto es una manipulación de la conciencia cívica del país.

¿Cómo entender que un funcionario-candidato funja de héroe? ¿Por qué llegamos a estos arquetipos políticos?
Es la precariedad política del país. Una vieja precariedad que se sostiene en esos pseudo héroes. Es lo que ocurre en el barrio, donde la precariedad se sostiene en la figura del macho del barrio: el que mata más. Eso coloca al país en ridículo. Eso no va a hacer el presidente de Francia ni de ningún otro país de ese estilo. Este episodio da cuenta de la propia debilidad política del régimen y del Vicepresidente. Se sabe débil y quiere hacer un acto heroico. Quiere presentarse como el valiente que va a enfrentarse al enemigo. La enfermedad, en este caso el coronavirus, no es el enemigo. La enfermedad es una situación que hay que combatir. Los  trabajadores de la salud  dirían ‘no entres a ese cuarto porque la enfermedad es contagiosa’ y el que entra es un estúpido y no un héroe.

A raíz de esa declaración, volvió en las redes la imagen de Álvaro Noboa desafiando a un huracán en un playa de la Florida.
Eso también es una estupidez. Volviendo al tema de la epidemia, si los trabajadores de la salud entran a un sitio con gente contaminada lo hacen con escafandras, con un traje especial para no contaminarse. Podríamos decir al vicepresidente que se vaya, pero que no regrese.

 ¿Estamos hablando de un acto de inmensa irresponsabilidad con el cargo, para la salud y para la salud mental del país?
Exactamente. Sobre todo para la salud mental del país. Porque el Vicepresidente, en lugar de construir un discurso sobre cómo debemos proteger nuestra salud, nos está diciendo que va a meterse donde están los enfermos para traernos la enfermedad. Sonnenholzner, como autoridad del país, como Vicepresidente, tiene que protegerse porque al protegerse nos protege a nosotros. Tiene que construir otro tipo de discurso, no este discurso bastante necio.

¿Hay algún antecedente que nos ayude a entender esto en la sicología social del país?
Es la fragilidad de nuestra política y de nuestro sistema político. Recuerda al presidente Rafael Correa en la Policía durante el levantamiento del 30 de septiembre del 2010, abriéndose la camisa y diciendo ‘¡Disparen carajo!’. Solo un estúpido puede hacer eso porque desgraciada o felizmente no hubo un solo policía que coja la pistola y le dispare. A esos extremos se llega cuando hay un sistema político muy débil, cuando hay una estructura política de discursos de estos héroes falsos que aparecen con sus grandes relatos de omnipotencia. Pero que quedan ahí nomás.

¿Esto prueba que el país está lejos de un discurso racional y que se tiene que recurrir, simbólicamente, a estas imágenes sacadas de dibujos animados o de la mitología.
Claro. El Vicepresidente quiere aparecer como héroe, hacer fuerte a un país que políticamente es muy débil. Quiere aparecer así en los titulares: ‘el Vicepresidente del Ecuador va a China y no tiene miedo’. Pero es un tonto.

¿Sonnenholzner no tiene sentido de la realidad y no tiene claro racionalmente lo que implica su cargo?
Justamente no tiene claro lo que es ser Vicepresidente y no tiene una idea clara de lo que es la política. Sufre de una debilidad total de la conciencia de lo que es la política y la política social. Él regresa a ese velasquismo de ‘denme un balcón y seré presidente’. Aquí es: ‘me voy a China y tengo un gran argu

DOMINGO 2 FEBRERO 2020


El rompecabezas de la desgracia nacional
 

El viernes cambió el panorama político del país. Motivo: la votación en la Comisión de Fiscalización, donde dos votos del oficialismo evitaron que el juicio político a Diana Atamaint pase al pleno. 4P. pone sobre la mesa piezas del rompecabezas que puede ser armado a voluntad.

1.   Semana de miedo para el gobierno: haber evitado que el juicio político a Diana Atamaint vaya ante el pleno de la Asamblea, haber perdido la alianza parlamentaria con CREO, tener un vicepresidente en plena carrera electoral, ver trepar el riesgo país, ser sujeto de un examen especial por parte de la Contraloría (sobre las 450 funciones del circo sobre hielo)… no son buenas noticias.
Lo primordial es que el gobierno se queda sin aliados y prácticamente sin margen de maniobra política en la Asamblea. Esa debilidad incidirá en la agenda legislativa que ya era volátil y se torna impredecible. La subida del riesgo país es un indicativo de cómo miran los mercados el fin de la alianza con CREO. En un reciente viaje al país, representantes de esos bancos de inversión la veían como el único seguro con que contaba el gobierno. 

2.   El gobierno acortó su ciclo de vida política útil: la Asamblea Nacional era el reducto que le quedaba para moverse. La alianza con CREO le permitía mirar con relativa tranquilidad compromisos contraídos y que deben ser viabilizados: las reformas previstas en el acuerdo con el FMI, por ejemplo. Sin esa alianza, el gobierno vuelve a un panorama de incertidumbre en un momento en que todos los actores estarán más enfocados en la campaña 2021, que en el destino del país en el año largo que le queda a Lenín Moreno. El gobierno cuenta con que las leyes que estaban en curso sigan mereciendo el apoyo de CREO. Pero el ambiente de desasosiego es tal, que más parece destinado a multiplicar los ruegos que hizo el Presidente cuando dijo que contaba los días para irse de Carondelet.

3.   Lenín Moreno sale fauleado por culpa de los suyos: el presidente no puede invocar circunstancias atenuantes. La ruptura de la alianza con CREO corre por cuenta de su bancada. Daniel Mendoza, asambleísta que dice ser íntimo del Presidente, mandó a su suplente Pinuccia Colamarco. Y Karina Arteaga, que estaba en la Asamblea, desapareció. No la localizaron. Finalmente, la suplente de Mendoza votó en contra de que el juicio político a Atamaint vaya al pleno.
En el gobierno se habla de sorpresa. De estupor. Hay conciencia de la gravedad y las consecuencias de la ruptura con CREO. No pensaban que Atamaint sería censurada en el pleno (no había los votos) pero admiten que había el compromiso de que -tras la formulación de cargos graves, como lo ocurrido con Luis Loyo- Atamaint responda y se evidencien los hechos por los cuales este CNE produce desconfianza en el país. Ahora, solo atinan a decir que Karina Arteaga debe ser expulsada del bloque oficialista y que lo mismo debería pasar con Mendoza que jura, aunque nadie le cree, que nada tuvo que ver con la forma como votó su suplente.

4.   ¿Moreno tiene pactos y cartas desconocidas?: En el CNE, entre asambleístas y en CREO corría el viernes una versión similar y sorprendente: Esthela Acero es una consejera que opera con la aquiescencia de Lenín Moreno. Desmentido inmediato en el gobierno. Un alto funcionario, muy cercano al Presidente, dijo a 4P. que el Presidente no habla con Acero y que ella se toma su nombre para avanzar en sus movidas. Que ella es una rueda suelta funcional quizá a Correa, pero sobre todo a sus intereses.


El hecho cierto es que políticamente el gobierno se ha manejado con dos estrategias. La primera, la anima (o animó) el propio Lenín Moreno con Jaime Nebot. La segunda corre por cuenta de María Paula Romo con Guillermo Lasso. En la primera, Nebot jugó a ser el factor de estabilidad de Moreno. Y esto hasta hace algunos meses cuando se instaló decididamente en la dinámica electoral 2021. Lasso hizo un acuerdo parlamentario alrededor de 10 puntos en mayo de 2019. Pero fue más lejos: en octubre defendió al gobierno y, en ese empeño, según dijo en radios de Guayaquil y Quito, llamó a Nebot, valiéndose de un intermediario, para que por encima de sus rivalidades, garantizaran apoyo a Moreno y estabilidad política al país. Nebot no devolvió la llamada. El juicio a Atamaint se da en esos contextos. Y nadie ignora que Atamaint conforma, con un socialcristiano y una correísta, la mayoría del CNE.


Moreno era consciente de la fragilidad de la alianza parlamentaria con CREO y de lo que una posible ruptura implicaba para su gobierno. ¿Cómo, en ese contexto, dos asambleístas de su bloque corren en auxilio de Atamaint en la comisión, cuando, además sabían que si el juicio pasaba al pleno no habría los votos para censurarla? Salvarla en la comisión significaba cerrar urgentemente este capítulo y evitar que, de pronto, en el pleno pudiera surgir más información susceptible de poner en jaque esa mayoría cuestionada que llevará a cabo las elecciones de 2021.
Se entiende por qué el presidente, aunque los suyos digan que está muy contrariado por lo que pasó en la comisión, queda en una zona de sospecha. Por dos razones: Daniel Mendoza, quien hizo la movida a favor de Atamaint se dice íntimo del Presidente. También es pana de Santiago Cuesta que, a su vez, es el pana mayor del presidente. O Moreno nada supo y, en ese caso, sale muy mal parado porque gente suya atentó contra la única alianza que tenía su gobierno (¿qué tipo de líder permite que eso ocurra?).  O las obligaciones políticas de Moreno son tan intrincadas que está privilegiando su futuro personal al presente político de su gobierno. En cualquier caso, Moreno sigue siendo un misterio.

5.   El vicepresidente hace cama aparte: si algo sorprende en la entrevista de Otto Sonnenholzner, de este 29 de enero, es la forma como él ocupa el espacio político y simbólico en detrimento de Lenín Moreno. Él, él, él, él… Como si Moreno, le hubiera pasado el testigo desde ahora. Como si, al aceptar que use el aparato del Estado (como lo usó él y lo dejó usar a María Fernanda Espinosa para su cargo en la ONU), Moreno hubiera decidido que Sonnenholzner llene el espacio electoral que reclaman adherentes y asambleístas de Alianza País. Es obvio que Moreno requiere jugar ese papel o aceptar que alguien lo haga. De lo contrario habría desbandada en sus filas. En su tablero electoral hasta ahora era claro –como dijo en Guayaquil- que él apuesta por Nebot. No se sabe si Sonnenholzner es su outsider. Una cosa es segura: el Vicepresidente no podría estar en campaña, y además en forma abierta y desaforada, sin su acuerdo.

6.   Las razones de la ruptura de Lasso: en sus cuentas sociales, el líder de CREO escribió este sábado:  “La falta de actuación acorde con el compromiso de llevar a cabo procesos transparentes en contra de la corrupción han obligado a CREO dar por terminado el acuerdo”. Lasso reprocha al gobierno “la protección a la Presidenta del CNE luego de haberse comprobado incorrecciones en el cargo y la falta de transparencia en el proceso electoral de 2019”. Conclusión: él presume que al gobierno “poco le importa la transparencia de las elecciones de 2021”. Tener un CNE escriturado y tener que competir, otra vez, con un candidato-Estado, son los dos motivos que explican la decisión de Lasso de romper con el gobierno. Hay también en CREO un sabor amargo que, traducido, es lo más parecido a un sentimiento de traición. Lo expresan así: Moreno es un desleal. Así paga tras el apoyo y todo lo que han hecho por sostener su gobierno; sobre todo en octubre.

7.   Cuesta, la pieza suelta: Santiago Cuesta no fue ajeno, en absoluto, a lo ocurrido esta semana. En una entrevista con Anderson Boscán, ratificó, con sus cifras, que el vicepresidente Otto Sonnenholzner está en campaña y dijo que 60% de los que ya decidieron su voto, votarían por él. Dos declaraciones que en el propio gobierno son leídas como dos actos de irresponsabilidad. Cuesta echó por la borda los beneficios para la democracia, que el gobierno reclama como suyo, presentes en el nuevo Código de la Democracia. Reformas que buscan, precisamente, reducir las posibilidades de que haya candidatos-Estado que compitan con enormes ventajas con sus adversarios. Este fue, como se anotó, una de las causas de la ruptura con Guillermo Lasso. Ahora bien, si Cuesta promueve a Sonnenholzner y está tras su candidatura y si Cuesta es el alter ego de Moreno y el pana de Mendoza, ¿a qué juega Cuesta en el gobierno? Amigos y detractores de Cuesta, cercanos a Moreno, no atinan a responder.
En este capítulo, queda otra interrogante: ¿Por qué Moreno aprueba la operación electoral que lleva a cabo Cuesta con el vicepresidente Sonnenholzner? Porque es obvio que si deja que Cuesta entre y salga de Carondelet y despache con él (no lo ha desmentido), es imposible que no sepa lo que hacen su pana y su vice.
El rompecabezas, como se ve, es complicado. Y difícil de armar, en forma segura, con piezas y actores tan impredecibles.

DOMINGO 20 ENERO 2020

Johana Pesántez ataca de nuevo…
El 10 de enero, Dora Ordóñez, secretaria Anticorrupción, anunció su renuncia en la gobernación de Azuay. En los hechos, la había presentado el 27 de diciembre y, según ella, el presidente la alentó a que siguiera en su cargo. Para irse, adujo motivos de tipo personal. La razón no es esa: ocurre que Johana Pesantez, secretaria jurídica de la Presidencia, liquidó en los hechos la Secretaría Anticorrupción: prescindió de 50 funcionarios de esa cartera y, sin consultarla, dejó a Ordóñez con cuatro funcionarios. Pesantez tiene aversión a la fiscalización: es correísta. Y todo lo hizo bajo la excusa de la austeridad. Ahora se entiende por qué  Moreno pidió a Ordóñez que se quede: él ordenó a Pesántez que deje 30 funcionarios. No obstante, la secretaria anticorrupción ya había renunciado con carácter irreversible. En su reemplazo  fue nombrado José De la Gasca López. Es el tercer funcionario en ese cargo en menos de un año.
Carrión tendrá que remar a contracorriente
¿Francisco Carrión se va de la Embajada de Estados Unidos causando un mini escándalo como plataforma para lanzarse a la política? El tiempo resolverá esta interrogante que es una certeza en algunos mentideros políticos quiteños. Por lo pronto, le tocará remar fuerte para convencer a los asambleístas que los vuelos de vigilancia aeromarítimos, efectuados por aviones de EEUU en Ecuador, se han hecho sin “un marco normativo bilateral indispensable”. En la Cancillería, cuyo titular estuvo esta semana junto con el Ministro de Defensa en la Asamblea, no hay duda de que estos sobrevuelos reponden a la legislación nacional y a los convenios internacionales y están sometidos a todos los procedimientos administrativos y logísticos vigentes. La lista es larga y el ministro Jarrín la detalló en la Asamblea. La tesis central es que no se necesita un acuerdo porque no hay obligaciones y derechos nuevos. Lo que sí hay en curso es una suerte de manual de operaciones. La Asamblea tendrá que escuchar a Carrión.
Roldán expresó el enojo presidencial
El canciller José Valencia confirmó, en una reunión informal con periodistas, las informaciones dadas por 4P. sobre la salida de Francisco Carrión. Y agregó detalles y razones. Lenín Moreno pidió ese cargo desde antes de fin de año. Valencia sugirió que esperaran hasta después de Navidad. Moreno accedió. El retiro de Carrión debía ser un mero trámite. ¿Por qué Juan Sebastián Roldán intervino y dijo, ante la prensa, que se le había pedido la renuncia? Sencillo: porque en Carondelet causó revuelo y enojo que Carrión dijera, en su carta de renuncia, que el gobierno está atentado contra la soberanía nacional. La salida de Roldán obedeció a una consideración: no decir nada es aceptar. El gobierno quiso responder, en forma contundente, antes de que reventara el escándalo de Carrión que ahora se ventila en la Asamblea Nacional.
La fiscal del caso Flamingo quedó fuera…
La forma en que se hizo el operativo Flamingo en el cual se apresó a Pedro Rivadeneira, padre de la ex asambleísta Gabriela Rivadeneira, tuvo problemas: la falta de contundencia en las evidencias que presentó la fiscalía de Otavalo y que hizo que el juez ponga en libertad a Rivadeneira, quien está siendo investigado por lavado de activos y dinero. Estos problemas causaron malestar en la Fiscalía General. La fiscal del caso, Jimena Molina, fue reemplazada por el fiscal Leonardo Alarcón. La molestia se debe a que Fiscalía tenía mejores evidencias sobre las relaciones de Rivadeneira con otras personas y empresas involucradas con los sobreprecios en los trabajos de la refinería de Esmeraldas. Jimena Molina al parecer no profundizó en evidencias entregadas desde mediados del año pasado por la Secretaría Anticorrupción, el Servicio de Rentas Internas, la Unidad de Lavado de Activos y la Unidad de Análisis Financiero, sobre el origen de los bienes adquiridos por Rivadeneira.
María Paula Romo exculpada
La Contraloría liberó a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, de toda culpa en el uso del avión policía que hizo para desplazarse desde Santa Elena hasta Esmeraldas. En un reciente informe, se establece que el vuelo fue hecho cumpliendo los protocolos de seguridad establecidos por la Policía y que, además, contó con la autorización del Comandante General de la Policía. Los asambleístas Lourdes Cuesta y Roberto Gómez quisieron hacer un escándalo por este vuelo y convetirlo en motivo de juicio político. Romo voló desde Salinas donde fue para asistir a la reunión del presidente Lenín Moreno con el presidente de Venezuela, Juan Guaidó, hasta Esmeraldas donde pasó el fin de semana con su familia. El informe, incluido en el uso de las aeronaves de la Policía desde 2013, dice, en cambio, que el vuelo del helicóptero que se accidentó cuando trasladaba al General Inspector de la institución, desde Manabí a Quito, no tenía autorización de vuelo y que el general lo usó a pesar de que tenía dos vehículos a su disposición.
El teatro Benjamín Carrión se cierra en Loja
Una de las obras que enorgullecía el ex presidente Rafael Correa era el teatro Benjamín Carrión de Loja. Ahora resulta que por decisión de la Contraloría, ese teatro deberá suspender sus actividades pues en su construcción hubo irregularidades que pudieron haber costado al fisco millón y medio de dólares. La Contraloría presentó en 2019 dos informes sobre la construcción del teatro. Los auditores confirmaron que la fiscalizadora cobró valores sin sustento legal que no fueron ejecutados por el contratista; que el contratista subcontrató trabajos sin autorización y por encima del porcentaje legal permitido; que no se devolvieron $959 680 tras la terminación unilateral del contrato y que los equipos y sistemas instalados no contaban con las especificaciones técnicas establecidas: esto ocasionó un perjuicio de USD 237 801 por 231 bienes. Correa se empeño en hacer en teatro con el argumento de que quería convertir a Loja en el algo parecido a la ciudad francesa de Avignon, donde hay un festival anual de teatro.
Contraloría, ¿Demolerla o no?
La Contraloría sigue haciendo el balance general de lo que perdió durante los atentados cometidos por grupos violentos en octubre. En las próximas semanas tendrá una idea clara de si se debe demoler el edificio o si se puede reparar. Expertos de la Universidad Central están haciendo el análisis estructural. Antes de su ingreso, estuvieron allí representantes de la aseguradora La Unión calculando cuánto van a cubrir por el desastre. Por ahora parte del personal de la Contraloría trabaja en el Edificio del Biess. El Contralor sigue buscando un espacio cerca para reunir allí al resto…
Ecuador pidió el beneplácito para Baki  
Ivonne Baki a Washington: esa es una decisión irreversible de Lenín Moreno. La mantiene a pesar de que su equipo más cerano está en total desacuerdo. Ecuador pidió el beneplácito a Estados Unidos tras la salida de Francisco Carrión y se cree que no tardará. En definitiva, en esa decisión primó la capacidad de Baki para llegar a la pareja presidencial y un análisis sobre la personalidad de Donald Trump y su forma peculiar de tomar decisiones sin apegarse a los mecanismos institucionales. Moreno parece convencido de que, en ese escenario, Baki, por quien Trump le preguntó en su encuentro en Nueva York, en septiembre pasado, es la persona para estar en la embajada en Washington.