Argentina y España definen al campeón mundial de baloncesto el domingo en Pekín

Pekín –

Argentina, un grupo canchero en estado de gracia, frente a España, fiel al éxito cimentado en su trabajo defensivo: la final del Mundial de básquetbol de China 2019 enfrenta el domingo en Pekín (07:00, hora de Ecuador) a dos maestros en el arte de la guerra.

Pocos hubieran apostado por este desenlace en un torneo en el que Serbia, con su equipo de brillantes torres, y Estados Unidos, con su colección NBA a pesar de su ristra de estelares renuncias, partían como grandes favoritas.

Pero un par de semanas después los únicos equipos que cuentan por victorias sus siete partidos, sinónimo de jugar la final, son España y Argentina.

Marc y Rudy, supervivientes de 2006

Para ambos sería el segundo título mundial. España lo consiguió en Japón 2006 con un equipo al que ya pertenecían Marc Gasol y Rudy Fernández, respectivos referente y capitán del grupo que compite en China-2019.

Argentina se coronó en el primer Mundial, de anfitrión en 1950. Luego su ‘Generación Dorada’ rozó el título en Indianápolis 2002, preludio del histórico oro olímpico en Atenas-2004. 

De aquellos tiempos sobrevive, y de qué forma, el capitán Luis Scola, capaz de matar a Francia con 28 puntos en semifinales a los 39 años.

Sergio Hernández, el seleccionador argentino, desveló lo ocurrido a continuación.

«En el vestuario (Scola) dijo: ‘Tenemos 25 minutos para celebrar, después se acabó el ruido, no quiero redes sociales, nos tenemos que concentrar en el siguiente partido, tenemos 40 minutos para hacer historia’. Por cosas así sigue jugando a básquet», señaló el técnico.

«¡Ese flaco, el de la foto, es un extraterrestre!», escribió en las redes sociales la leyenda Manu Ginobili, presente el viernes en el Wukesong Sport Center y que se fundió en un emotivo abrazo con su compañero de mil batalla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.