Tres campos petroleros en la Amazonía suspenden operaciones debido a incidentes

(La Hora).-

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables informó esta tarde que las operaciones en tres campos petroleros, ubicados en las provincias de Orellana y Sucumbíos, y operados por la empresa pública Petroamazonas , han sido suspendidas debido a la toma de las instalaciones por grupos de personas ajenas a Petroamazonas y las empresas petroleras privadas.

Como medida de prevención, según un comunicado oficial, se ha solicitado al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas que se incremente la protección en las instalaciones, para salvaguardar los recursos del Estado ecuatoriano. Al momento no existe personal retenido ya que los encargados de cada uno de los campos están manteniendo conversaciones pacíficas con la gente sublevada.

En el caso del Campo Sacha, Bloque 60, en Orellana, se registra el bloqueo de las vías, que impiden evacuar la producción a través de autotanques, generando una pérdida de 1.800 barriles de petróleo por día . Además, han obligado a parar la transferencia de Sacha Central, por lo que se procedió a apagar los pozos, lo que generará una pérdida de 1.900 barriles por hora. Esto provocará un perjuicio total de 45.600 barriles.

En las locaciones Cononaco, Chonta Sur y Rumiyacu del campo Auca, Bloque 61, también en la provincia de Orellana, se han apagado los pozos y esto generará una pérdida de 11.050 barriles adicionales por parte de la operación de la empresa privada Petrobell, los cuales son transferidos a la operación de Petroamazonas.

En el Campo Libertador, Bloque 57, provincia de Sucumbíos, se apagó la central de generación eléctrica lo que provocará una pérdida de 5.600 barriles.

Según el ministerio de Energía, cabe señalar que la Constitución de la República del Ecuador señala en sus Artículos:

313.- “El Estado se reserva el derecho de administrar, regular, controlar y gestionar los sectores estratégicos, de conformidad con los principios de sostenibilidad ambiental, precaución, prevención y eficiencia. 

Los sectores estratégicos, de decisión y control exclusivo del Estado, son aquellos que por su trascendencia y magnitud tienen decisiva influencia económica, social, política o ambiental, y deberán orientarse al pleno desarrollo de los derechos y al interés social.

Se consideran sectores estratégicos la energía en todas sus formas, las telecomunicaciones, los recursos naturales no renovables, el transporte y la refinación de hidrocarburos, la biodiversidad y el patrimonio genético, el espectro radioeléctrico, el agua, y los demás que determine la ley”. 

317.-“Los recursos naturales no renovables pertenecen al patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado. En su gestión, el Estado priorizará la responsabilidad intergeneracional, la conservación de la naturaleza, el cobro de regalías u otras contribuciones no tributarias y de participaciones empresariales; y minimizará los impactos negativos de carácter ambiental, cultural, social y económico”. 

Por lo cual, esa Cartera de Estado rechaza todo tipo de acciones que atenten contra la normal operación de las infraestructuras hidrocarburíferas a escala nacional, consideradas estratégicas ya que generan recursos diarios en beneficio del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.