Médicos ecuatorianos se pronuncian sobre Dióxido de cloro

Los efectos del dióxido de cloro son un motivo de discusión. Para algunos médicos, esta es una terapia efectiva contra enfermedades como el covid-19. Otros galenos lo refutan. Fabricio González, médico investigador, internista y especialista en genética médica, afirma que no hay ninguna evidencia que demuestre que el dióxido de cloro sirva para curar el covid-19 u otra enfermedad. Precisa que el compuesto hace que el oxígeno disminuya en la sangre. Sin oxígeno, los glóbulos rojos mueren prematuramente, causando una anemia hemolítica. Esto afectaría a órganos como los pulmones; en el corazón se producirían arritmias; bajaría la presión arterial; habría deshidratación; las células del hígado sufrirían daño, provocando insuficiencia hepática. De igual manera, ingerido el cloro causaría daño gastrointestinal, que se expresaría con vómito y diarrea, dice el experto. Para él, si alguien pretende tomar dióxido de cloro poco a poco y de forma espaciada para supuestamente evitar efectos nocivos, solo provocaría intoxicación crónica. En medicina se utilizan también fármacos potencialmente explosivos o con dosis peligrosas Para el médico cirujano Edgardo Ruiz, graduado en la Universidad Central del Ecuador y especializado en acupuntura y homeopatía, dosis altas de dióxido de cloro son tóxicas, como las que se utilizan para para blanquear papel o telas. Ruiz afirma que, en cambio, el medicamento que contiene dióxido de cloro se prescribe en dosis muy diluidas; lo compara con agua mineral. Ruiz cita el ejemplo de la nitroglicerina, una sustancia que es usada como un potente explosivo, pero que también prescriben los cardiólogos para tratar enfermedades del corazón. “El explosivo no es el medicamento, aunque tengan la misma sustancia”, afirma Ruiz. El médico detalla que él prepara el dióxido de cloro siguiendo un protocolo con reactivos y agua. Por su parte, el médico Alberto Granja, especializado en homeopatía en Argentina, considera que las críticas al dióxido de cloro provienen del desconocimiento. Él no ha tratado pacientes con dióxido de cloro, pero alerta que hasta los medicamentos más seguros son nocivos si se sobrepasan ciertas dosis. Recalca que por eso es importante que sea un profesional médico sea quien los prescriba. El homeópata lamenta que, aprovechando la pandemia, hayan aparecido personas que ni siquiera son médicos y aconsejan sustancias sin tener facultad para hacerlo.  ¿El dióxido de cloro es un medicamento homeopático? E médico homeópata Gustavo Andrade Galindo, también graduado en la Universidad Central del Ecuador, explica que una dilución de dióxido de cloro podría ser medicinal, pero no es una dosis homeopática, pues en homeopatía se hila más fino. En este tipo de medicina ya no existe la molécula, sino solo la información de la sustancia. Andrade dice que para hacer un medicamento homeopático se usa oro. Este es sometido a una dilución donde se pierde la presencia del oro físico o químico. Precisa que esto no se aplica al dióxido de cloro, ya que no es un medicamento homeopático.

 ElComercio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *