Argentina golea 3-0 a Bolivia con record histórico de Messi

Tras el escándalo sufrido en Brasil, la Selección Argentina goleó en casa a Bolivia y se mantiene segundo en la eliminatoria de Conmebol.

El capitán de la selección Argentina, Lionel Messi, anotó este jueves un golazo a Bolivia en partido de las eliminatorias del Mundial Qatar 2022 e igualó a Pelé como máximo goleador histórico de las selecciones sudamericanas con 77 tantos.

Pero no le bastó con igualarlo y lo superó con dos anotaciones más en la segunda mitad (64′ y 88′). Messi alcanzó este récord en 153 partidos jugados con la Albiceleste.

El brasileño Neymar es quien más se acerca a la gesta de Messi y Pelé, con 68 goles.

Messi era desde 2016 el máximo anotador de la selección argentina cuando superó los 54 tantos de Gabriel Batistuta.

Con este resultado, los campeones de América se afianzan en la segunda posición de las eliminatorias rumbo a la Copa del Mundo de 2022 con 18 unidades; sólo detrás de Brasil quien lidera el clasificatorio con 24 puntos.

Ambas selecciones con un duelo menos, tras la polémica suscitada el domingo en Sao Paulo, luego de que el duelo entre argentinos y brasileños no se pudiera efectuar.

De los 79 goles conseguidos por el número 30 del PSG francés en 153 partidos con la Albiceleste, 42 fueron en jugada de movimiento, 22 de penal y 8 de tiro libre, 5 con derecha y 2 de cabeza.

Messi Monumental

En el regreso del público, Leo dio un recital: hat-trick para golear a Bolivia. De paso, el 10 superó un récord de Pelé. Fiesta redonda.

(Olé, B Aires) La fiesta no puede ser más perfecta. No falta nada, de nada. Están todos los invitados al banquete celestial, con esa Copa América mágica que Lionel Messi ofrendó a los fieles. Hay celebraciones de principio a fin. Hay canciones, ovaciones y una victoria necesaria pero que, por momentos, quedó en un segundo plano. El Monumental pareció ser una continuidad del Maracaná. Dos meses después, la Selección sigue de gira y deliró en Núñez, con la gente. Ese público que le dio el broche de oro al nuevo récord de Messi, porque no hubiera sido lo mismo superar a Pelé sin esos gritos furiosos de tres goles, esos que cada uno de los más de 20.000 espectadores tenía guardados desde hace más de un año y medio, cuando fue la última vez que se pudo ir a la cancha.

Argentina se enfila hacia Qatar y achica la distancia de 13.306 kilómetros que separan Buenos Aires de Doha. Y lo hace en un plano casi ideal. Casi que no hay controversias, todo es paz y amor, y esto, si se trata de la Selección, no es moneda corriente. Por eso, Messi disfruta a pleno, después de tantas pálidas. Porque entiende que la construcción continúa, que el equipo debe seguir creciendo si sueña con tener un papel protagónico en el 2022. Entonces, el Diez regala una fantasía atrás de la otra para dejar en claro que ganará un nuevo Balón de Oro, que sigue estando en el trono. Y se toca el parche de campeón. Una historia perfecta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.